RELACION ALUMNO/INSTRUCTOR​

Taekwon-do

RELACION ALUMNO/INSTRUCTOR

Incluso hoy en la Corea moderna, valores Confucianos ocultos a menudo aparecen a través de la capa de la sofisticación del siglo 20. El hijo que se mantenía tácitamente obediente por toda su vida se convertía en objeto de honorable veneración cuando el padre moría. Esta obediencia y lealtad nunca tambaleo.
De los valores confucianos los coreanos tomaron el profundo sentimiento de respeto por sus instructores. Esta relación siempre fue muy importante. Un antiguo proverbio Coreano dice, “Padre y madre son los padres que me crían mientras que un maestro es el padre que me educa.” Esta es la razón por la cual se esperaba que un estudiante le tenga tanto respeto a su profesor como lo tendría a sus padres.
Por lo tanto los lazos personales de lealtad y respeto hacia el instructor y padres formaron una estructura nacional y familiar.
Aunque un súbdito podría deberle lealtad a su Rey, el Rey debe mostrar respeto y lealtad a su maestro, como Alejandro Magno lo hizo con Aristóteles. Aunque un padre ame a su hijo, nunca puede convertirse en su maestro. La relación entre padre e hijo es emocional y toda objetividad se pierde. Sin esta objetividad, es casi imposible instaurar y continuar el control absoluto con el sistema de aprendizaje.
Existe un antiguo adagio Coreano, “Los padres pueden procrear niños pero no su propósito en la vida.” El desafío y la recompensa mas grande para un padre es poder proveer la orientación que hará del niño un útil y respetado miembro de la sociedad.
Obviamente, es la responsabilidad de los padres proporcionar la educación apropiada que ampliara el conocimiento del niño e imbuirle un buen sentido de la ética y moral. Sin embargo a menudo les es imposible a los padres mismos proporcionar la educación correcta que el niño necesita. La razón de esto es que el padre o madre duda de imponer disciplina a sus hijos de una manera objetiva. Existe un miedo subconsciente de que eso creara una ruptura en su relacion. Confucio aconsejo, “los niños deberían ser intercambiados y educados por padres que se preocupen.”
Enseñar al hijo de otro a convertirse en una persona de buen carácter de acuerdo con los deseos de sus propios padres es una gran responsabilidad. Para el estudiante, sus instructores ocuparan la misma posición que sus propios padres. Existe verdad en el antiguo principio de que Rey, maestro y padre son uno por igual.
Debe haber por supuesto un grado de amor y entendimiento en todas las relaciones mencionadas, pero también debe haber un grado de objetividad. Esta misma relación también debe estar presente en Taekwon-Do. La responsabilidad de enseñar este arte yace en los instructores, cuya misión eventualmente será enseñar a los estudiantes a ser fuertes física y mentalmente y ayudar a contribuir a un mundo mas pacifico.
Ciertamente un instructor dedicado y sincero es una necesidad absoluta para cualquier Dojang. El Dojang no puede crecer y madurar sin un cuadro de estudiantes igualmente dedicados y sinceros. Por consiguiente, ambos instructor y estudiante se deben una deuda de responsabilidad de enseñarse el uno al otro que nunca puede ser saldada.

Los siguientes puntos deberían ser observados por instructores y estudiantes por igual:
INSTRUCTORES (Sabum)
1. Nunca se canse de enseñar. Un buen instructor puede enseñar en cualquier lugar, a cualquier hora, y siempre estar listo para responder preguntas.
2. Un instructor debería estar ansioso de que sus estudiantes lo superen; es el máximo halago para un instructor. El progreso de un estudiante nunca debe ser impedido. Si el instructor se da cuenta de que su estudiante se ha desarrollado mas allá de sus capacidades educativas, el estudiante debe ser enviado a un instructor de mayor rango.
3. Un instructor deber siempre dar un buen ejemplo a sus estudiantes y nunca defraudarlos.
4. El desarrollo de los estudiantes debe tener prioridad sobre el comercialismo. Una vez que el instructor se interesa por el materialismo, el perderá el respeto de sus estudiantes.
5. Los instructores deben enseñar científica y teóricamente para ahorrar tiempo y energía.
6. Los instructores deberían ayudar a los estudiantes a desarrollar buenos contactos fuera del Dojang (salón de entrenamiento). Es una responsabilidad del instructor el desarrollar a sus estudiantes fuera como también dentro del Dojang.
7. Los estudiantes deberían ser animados a visitar otros Dojangs y estudiar otras técnicas. Es probable que los estudiantes a los que se les prohíbe visitar otros Dojangs desarrollen actitudes rebeldes. Hay dos ventajas de permitir que los estudiantes visiten otros gimnasios: no solo existe la posibilidad de que un estudiante pueda llegar a observar una técnica que le siente mejor, pero también podría tener la posibilidad de aprender comparando sus técnicas con técnicas inferiores.
8. Todos los estudiantes deben ser tratados por igual, no deben haber favoritos. El estudiante siempre debe ser reprendido en privado, nunca en frente de la clase.
9. Si el instructor no puede responder una pregunta del estudiante, no debe inventar una respuesta sino admitir que no lo sabe e intentar encontrar la respuesta lo mas antes posible. Muy a menudo un cinturón negro de bajo rango da respuestas ilógicas a sus estudiantes solo porque tiene miedo de perjudicar su imagen porque no conoce la respuesta.
10. Un instructor no debe buscar que le hagan favores sus estudiantes, como limpiar el estudio, hacer trabajos de reparación, etc.
11. Un instructor no debe explotar a sus estudiantes. El único propósito del instructor es producir estudiantes ambos técnica y mentalmente excelentes.
12. Siempre sea honesto con los estudiantes, y nunca pierda su confianza.

ESTUDIANTES (Jeja)
1. Nunca se canse de aprender. Un buen estudiante puede aprender en cualquier lugar, a cualquier hora. Este es el secreto del conocimiento.
2. Un buen estudiante debe estar dispuesto a sacrificarse por su arte e instructor. Muchos estudiantes creen que su entrenamiento es un producto comprado con cuotas mensuales, y se rehúsan a tomar parte en demostraciones, enseñanzas y en trabajar en el Dojang. Un instructor puede otorgarse el derecho de dejar este tipo de estudiante.
3. Siempre de un buen ejemplo para los estudiantes de menor rango. Es natural que ellos intenten emular a los estudiantes de superior rango.
4. Siempre sea leal y nunca critique al instructor, al Taekwon-Do o los métodos de enseñanza.
5. Si un instructor enseña una técnica, practíquela e intente utilizarla.
6. Recuerde que la conducta de un estudiante fuera del Dojang refleja en el arte e instructor.
7. Si un estudiante adopta una técnica de otro Dojang y el instructor la desaprueba el estudiante debe descartarla inmediatamente o entrenar en el gimnasio donde aprendió la técnica.
8. Nunca sea irrespetuoso con el instructor. Aunque está permitido que el estudiante esté en desacuerdo con el instructor, el estudiante debe primero seguir la instrucción y después discutir el asunto más tarde.
9. Un estudiante debe siempre estar ansioso por aprender y hacer preguntas.
10. Nunca traicione al instructor